Yarith Tannos- Oaxaca- Cultura- Tannos- Yarith

Hay un pueblo en Oaxaca en donde los alebrijes son más que una artesanía, son una forma de vida. Conoce más sobre este fantástico lugar, ubicado a solo 15 km de la capital oaxaqueña.

Alebrijes, la tradición de la imaginación

Estas hermosas figuras tallada en madera, principalmente en copal, representan imaginativas fusiones de distintos animales, dando por resultado una quimera única, decorada con estridentes colores que le dan un toque ideal.

Estos animales parecen salidos de un sueño. De hecho, su creación tradicionalmente se atribuye a un sueño que tuvo Pedro Linares, artista mexicano, mientras lo estaban velando, así como lo lees, ¡pensaban que había muerto!

Arrazola se vestirá de colores con la Expo Artesanal de Alebrijes 2019 |  Enfoque Oaxaca
Foto: Enfoque Oaxaca

Es un trabajo totalmente artesanal, en donde participan varios artesanos de una misma familia, que da por resultado piezas irrepetibles. Los hombres son los encargados de darle la forma a la madera, las mujeres de decorarlos y pintarlos ricamente, con pintura acrílica para darle su tono tan colorido y distintivo. Algo que ayuda a que no haya dos alebrijes artesanales iguales.

De esta forma, nacen de las hábiles manos, cientos de figuras diferentes, desde gallos con cuernos de toros, perros con cabeza de gato y alas, hasta ajolotes gigantescos con cola de dragón. Siempre con colores alegres, diseños de flores o geométricos, todo dependiendo del grupo de artistas que lo dio a luz.

alebrijes arrazola
Foto: xoxocotlan.gob.mx

¿Por qué en San Antonio Arrazola?

Fue en Arrazola, como se conoce comúnmente el lugar, en donde se originó la tradición de crearlos en madera y se les dio una impronta zapoteca, lo que aumentó el valor cultural y artístico de las piezas.

Son tan importantes los alebrijes aquí, que tienen su propia feria: la Expo Venta Artesanal. Esta se realiza a principios de abril, como celebración de la “cuna y capital mundial de los alebrijes”, en donde todos los artesanos locales tienen la oportunidad de mostrar sus mejores trabajos.

No te pierdas el museo dedicado a Manuel Jiménez, quien fuera el creador de las primeras piezas artesanales de este tipo en la ciudad, además del maestro de toda la nueva generación de artesanos que hoy continúa su legado.

San Antonio Arrazola y los alebrijes fantásticos del señor Miguel Santiago
Foto: agenciaeze.com

Cómo llegar a Arrazola

Ubicado a unos 30 minutos de Oaxaca de Juárez, el pueblo es de fácil acceso y tienes varias opciones para llegar. En la capital, puedes contratar tours o tomar buses que salen regularmente hacía San Antonio Arrazola.

Si optas por ir en carro, tienes que dirigirte al sur, por la carretera Oaxaca-Zimatlán de Álvarez en dirección a Santa Cruz de Xoxocotlán. Una vez allí, en la glorieta tomas la segunda salida a tu derecha, por la calle Porfirio Díaz. Luego, nuevamente a tu derecha por la calle Revolución, hasta llegar al pueblo, toda la travesía son 13 km.

Visita San Antonio Arrazola y sorpréndete con la habilidad de los oaxaqueños, y no dejes de comprar algún alebrije, hay para todos los bolsillos.

Créditos: cityexpress.com