Yarith Tannos- Oaxaca- Cultura- Tannos- Yarith

Mitla es famosa por su zona arqueológica. No obstante, este poblado localizado en el Valle de Tlacolula, es también uno de los pocos lugares donde los hombres trabajan el telar de cintura, y el único donde lo hacen estando de pie. 

Foto: Abisai Navarro.

“Plasmamos en nuestras telas las grecas de la zona arqueológica de Mitla, además tejemos nuestra vestimenta tradicional que le llamamos tela de maíz porque tiene figuras que simbolizan los granos de maíz”, afirma Rodrigo Hernández Quero, líder del Taller Cocijo, un taller familiar que por casi medio siglo ha enseñado las tradiciones textiles de la zona de generación en generación.

Según narra Rodrigo, en el Valle de Oaxaca, pero particularmente en Mitla, fue donde los españoles introdujeron el paquete tecnológico mas avanzado del siglo XVI: la rueca para hilar, el urdidor vertical rotatorio y el telar de marco fijo y pedales, con el cual se pueden tejer cobijas y mantas con un ancho de hasta 2.50 metros, y que también es conocido como telar colonial (como referencia, el telar de cintura únicamente permite tejidos de hasta 60 centímetros). 

Foto: Abisai Navarro.

Sin embargo, la llegada de estos instrumentos no implicó la desaparición de las técnicas prehispánicas, sino que más bien las complementaron.

“Utilizamos hilos de lana que vienen de Puebla y los teñimos con colorantes naturales como la gran cochinilla, el palo de Brasil, la cáscara de coco, el pericón, el huizache, la granada y el encino, entre otros. Nuestra técnica se llama labrado de urdimbre y técnica de sarga. Cuando hacemos cobijas o rebozos los empuntamos con flecos enrollados y terminado anudado. Las grecas se elaboran directamente en el telar contando los hilos con gran precisión”, afirma Rodrigo mientras compartimos un mezcal en el patio de su casa una tarde de clima templado.

Foto: Abisai Navarro.

Más allá de las grecas que caracterizan a su zona arqueológica, Mitla también cuenta con una serie de espacios subterráneos cruciformes que en su época sirvieron como sepulcros y recintos para el ejercicio de ritos que aún se desconocen. Es por esto que —según el Instituto Nacional de Antropología— los mexicas bautizaron al sitio dieron el nombre de Mitla o Mictlan, que en náhuatl significa “lugar de los muertos”. Asimismo, su nombre en zapoteco es Lyobáa, que puede interpretarse como “lugar de descanso”, “sepultura”, “tumba”, “lugar abundante en cadáveres” o “cementerio”. 

Foto: Marcella Echavarria.

Las tradiciones de Mitla no sólo se encuentran plasmadas en las piedras. Sus danzas (como el Fandango Mitleño o las Bodas de Mitla) y su gastronomía, entre la que sobresalen los panes que hornean para Día de Muertos y el chocolate espumoso que hacen con el agua que proviene de los manantiales locales, son testigos de la urdimbre que caracteriza a esta antiquísima población.

De este modo, la tradición textil de Mitla refleja el sincretismo entre las culturas mixteca, zapoteca, europea y la modernidad misma.

Foto: Marcella Echavarria.

Foto principal: Abisai Navarro.

créditos: travesiadigital.com

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca