Yarith Tannos- Oaxaca- Cultura- Tannos- Yarith

Viajar por México y adentrarnos en sus secretos mejor guardados nos lleva a entender la nueva definición de lujo: apreciación por lo local, lo hecho a mano, el talento de nuestros artesanos, la belleza del paisaje, los sabores locales, las texturas de los textiles y la calidez de la gente.

El púrpura para conservar 

Junto con el azul del añil y el rojo de la cochinilla, el púrpura es uno de los tres colores sagrados de México. Las costas de Oaxaca son uno de los últimos lugares donde se ordeñan los moluscos para crear este tinte. Durante miles de años, los mixtecos han obtenido este color único de los caracoles llamados Tixinda o Púrpura Pansa (Plicopurpura pansa), cuyo tinte se extrae siguiendo los ciclos de la luna y sin dañar a los animales.

En Pinotepa de Don Luis nos encontramos con Don Mauro Abacucuc, maestro tintorero, quien nos cuenta que entre los meses de octubre y marzo, armados con madejas y un palo de madera puntiagudo, los tintoreros esperan pacientemente a que bajen las mareas y se vean los caracoles pegados a las piedras. “Los caracoles se ordeñan hasta que liberan la tinta que se aplican a las madejas. Los hilos toman un color verde amarillento y el púrpura, a medida que el oxígeno y el sol los abracen. Terminada la labor, regresamos el  caracol a las piedras para recuperarse e iniciar un nuevo ciclo” afirma.

Los tintoreros y tejedoras mixtecos representan una tradición cultural muy antigua. Las mujeres todavía usan el telar de cintura para tejer el posahuanco (enredo) y los huipiles y rebozos tradicionales, que visten con orgullo. Las tejedoras de Pinotepa de Don Luis surten de posahuancos a las mujeres de San Juan Colorado, Iztayutla, Tlacamama, Xicayan y Jamiltepec.

Foto: Abisai Navarro.

Amada Sanchez, líder de la cooperativa Mexican Dreamweavers, nos explica la historia de los posahuancos que usan las mujeres mixtecas, elaborados con los tres colores sagrados y con profundos significados mágico-religiosos asociados con la fertilidad y la muerte.  “El caracol es símbolo de vida, maternidad, fertilidad y renovación para los pueblos antiguos”.

Desafortunadamente, el caracol púrpura está en riesgo de extinguirse por varias razones. La primera es la falta de apreciación de un color natural mágico, maravilloso, único en el mundo y muy mexicano.  La extracción del tinte del caracol es un proceso arriesgado que toma mucho tiempo y conocimiento tradicional. Además, durante décadas la emigración ha afectado a estas comunidades.

Foto: Marcella Echavarría.

La segunda razón es la sobreexplotación causada por el desarrollo rápido y desorganizado en toda la costa oaxaqueña. La pesca indiscriminada de estos moluscos como ingrediente de ceviche en lugar de valorar su inmenso valor cultural es otro de los problemas graves. La tercera razón es el calentamiento global, ya que al  Tixinda no le gustan las aguas cálidas. El deterioro de la especie purpura pansa tiene serias implicaciones culturales y económicas.

Afortunadamente, desde 1988, el caracol púrpura goza de protección federal, lo que significa que solo los tintoreros mixtecos autorizados pueden cosechar los caracoles. Hoy solo 15 tintoreros, liderados por Mauro Habacuc Avendaño, de 80 años y jefe de la Cooperativa de Tintoreros, se dedican a este oficio. Todos viven en el área de Pinotepa de Don Luis. “Antes caminábamos ocho días desde Pinotepa hasta las costas de Huatulco, donde permanecíamos durante la temporada. En aquel entonces, podíamos teñir cuatro madejas grandes en un día, al menos dos docenas en el transcurso de un viaje. El año pasado, fuimos por ocho días y solo trajimos tres madejas”. afirma Habacuc. Se necesitan cuatro madejas para tejer un posahuanco.

Foto: Marcella Echavarría.

La Cooperativa Mexicana Dreamweavers es una organización sin fines de lucro —liderada por la abogada Patrice Perillie— que busca apoyar a los tintoreros y tejedores de la zona. Mas allá de un color, la cultura del caracol representa una tradición con un equilibrio perfecto entre sociedad, naturaleza, cultura, religión y economía. “Es de crucial importancia salvar y conservar esta antigua tradición mixteca de más de 1000 años, patrimonio cultural de México, símbolo de identidad y resistencia” afirma con énfasis Don Abacuc.

Foto: Abisai Navarro.
Nota original: travesiasdigital.com
Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca