Yarith Tannos- Oaxaca- Cultura- Tannos- Yarith

Viajar por México y adentrarnos en sus secretos mejor guardados nos lleva a entender la nueva definición de lujo: apreciación por lo local, lo hecho a mano, el talento de nuestros artesanos, la belleza del paisaje, los sabores locales, las texturas de los textiles y la calidez de la gente.

Tradición y estilo propio en San Juan Colorado

Según la cosmovisión mixteca, los primeros hombres descendieron de las nubes, y es por esto que los huipiles, pozahuancos y rebozos están tejidos en franjas verticales que representan ese primer cielo donde habitan las nubes. Sobre las franjas, los brocados simbolizan los animales, los símbolos y las fiestas más importantes de cada comunidad. Con semejante herencia, no es casualidad que San Juan Colorado, un pequeño pueblo mixteco ubicado en la Costa Chica, sea uno de los principales productores de tejidos en telar de cintura en México.

Foto: Abisai Navarro.

Aquí, las mujeres visten tradicionalmente con el tsehe o posahuanque (una falda tejida a mano que se lía alrededor de las caderas), mientras que el xicun o huipil se reserva para los días de fiestas. Sin embargo, los posahuancos son tejidos por sus vecinas de Pinotepa de Don Luis, mientras que los lienzos finos para huipil se compraban a las mujeres de San Cristóbal, otra localidad, también mixteca, en la costa de Guerrero. Lo que distingue a San Juan Colorado es su prolífica producción de tejidos multicolores adornados con estilo propio. Gracias a que el telar que emplean cuenta con un aditamento especial de la región, aquí se pueden tejer figuras geométricas y animales de manera rápida y precisa. Entre los motivos más recurrentes se encuentran las grecas tradicionales de la comunidad y los motivos vegetales o animales, como la raíz de flor (yoho ita), el ala del pollo (nditsin ndivi), el ciempiés (coo ndaha), el alacrán (tujuhma), el conejo o el cangrejo.

Todos los textiles de esta zona son realizados con hilos que las mujeres tiñen artesanalmente utilizando tintes naturales como el añil, la cochinilla, la hoja de guayaba y la corteza de árboles como el roble, la caoba o el nanche, el zapote negro, el guapinol, el sacatinta, el almedro de playa y el Palo de Brasil. De esta gran variedad, surgen los principales colores que se emplean para colorear los textiles de aquí: azul y marrón en diversos tonos, pero también rosa, amarillo brillante y verde pálido.

Foto: Abisai Navarro.

En el año 2000, cinco tejedoras de esta comunidad decidieron unirse para formar el grupo Las Sanjuaneras. Veinte años después, la iniciativa hoy está formada por 16 mujeres unidas por el intercambio de conocimientos, talentos y experiencias. De hecho, la mayoría de Las Sanjuaneras son mujeres jóvenes que fueron invitadas a unirse por las mujeres de mayor edad.

Junto con las diseñadoras Maddalena Forcella y Ana Paula Fuentes, el grupo ha desarrollado un estilo propio gracias a la introducción de un hilo más delgado, que ha logrado transformar la densidad del tejido para crear piezas más ligeras. Otras de sus innovaciones incluyen el uso de tintes naturales y la introducción de nuevos materiales para teñir (y, por ende, crear nuevos colores y combinaciones). También han creado huipiles de dos lienzos con cuello V y acabados de crochet. El algodón coyuchi, una de las fibras de mayor uso en la época prehispánica, se usa principalmente para los brocados, y las San Juaneras lo compran a otras artesanas que se dedican a sembrarlo e hilarlo.

Foto: Abisai Navarro.

Si bien han logrado crecer, las Sanjuaneras están conscientes de que la sustentabilidad es primordial para la continuación de sus tradiciones. Entre sus mayores desafíos se encuentran el acceso al hilo de algodón delgado y a tintes naturales, como el añil. Otro reto importante es lograr una demanda constante de sus productos. De este modo, llevar un huipil de las San Juaneras es un verdadero lujo, pues representa la identidad viva de un pueblo y la fuerza de un grupo de tejedoras que insisten en continuar con sus tradiciones en el presente y con la mirada puesta en el futuro.

Foto principal: Abisai Navarro
Nota original: travesiasdigital.com

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca