Yarith Tannos- Oaxaca- Cultura- Tannos- Yarith

La calabaza batida es una bebida de la región de Valles Centrales en Oaxaca. Se consume en las zonas de Zimatlán de Álvarez, Zaachila, Ocotlán y el resto de Valles. Su preparación se hace en temporada de cosecha cuando los ingredientes de la milpa como elote y calabazas huiches se encuentran tiernos, aunque el tipo de calabaza puede cambiar dependiendo de la zona o temporada.

Para preparar esta bebida primero Doña María Colmenares Salvador y su hija Cibeles Ramírez Colmenares deshojan los elotes y después los pasan a una tabla para picar en pedazos. Posteriormente lavan las calabazas y las parten en 6 pedazos cada una.

“En una olla grande le ponemos agua a la mitad y le vamos vaciando los ingredientes, calabaza, elote, en seguida le ponemos la panela y unas rajas de canela. Aparte ya dejamos unos tres elotes para moler y al final cuando ya esté cocida la calabaza con el elote, los elotes que quedaron se desgranan se muelen y se cuelan con agua”. Me explica Doña Mary.

El molido de los granos lo hacen en el metate, para después agregarles agua y colarlos en una servilleta de colar en la cual también se cuela el atole, separando así el bagazo de los granos. El líquido de los elotes lo separan en una jícara. Cibeles aplasta con un molinillo los ingredientes dentro de la olla para deshacerlos y obtener mayor espesura en la bebida. “Cuando ya esté bien disuelta la calabaza integrada con el elote y demás, se le va dejando caer el elote ya molido y colado”. Me comenta Doña Mary quien aprendió a preparar esta bebida por enseñanzas de su madre y ahora la está heredando a su hija Cibeles.

El cocimiento de la bebida dura alrededor de dos horas, en las cuales se bate constantemente para evitar que se pegue a la olla, aunque para esto, previo al agregar los ingredientes, le añaden hojas de elote como asiento y después agregan los ingredientes para evitar que se pegue en el fondo de la olla.

“Yo recuerdo que de niña esta bebida la acostumbrábamos a tomar en la época que había elotes, mi abuelito traía de la siembra y mi abuelita la preparaba. Nos ponía a deshojar y ella hervía todo, siempre en ollas de barro. Era una fiesta al traer muchos elotes ,muchas calabazas y después ponernos a desgranar”. Me platica Cibeles.

La calabaza batida se acostumbra a beber por las tardes a manera de merienda sólo con el acompañamiento de los elotes. La espesura es de consistencia ligera y el sabor dulce sin llegar a ser empalagosa. Actualmente se sigue preparando en los hogares pero no es una bebida que se encuentre a la venta.

Cibeles y su mamá se dedican a la organización de eventos y banquetes donde promueven la cocina oaxaqueña. “Crecimos vendiendo comida, mi mamá hacía chiles rellenos y los vendíamos con los vecinos. A los 23 años empecé a viajar con la cocina oaxaqueña y mi mamá ha hecho que esta empresa no pierda la esencia. A todos los que llegan a trabajar con nosotros sean, chefs, cocineros, ayudantes, etc, les enseña desde asar un tomate hasta cuál es el punto del nixtamal. Ella está en la cocina y yo en ventas y diseño de los eventos”. Concluye.

Créditos:
Fotografía y texto: salvadorcueva.com
IG @shavacueva
FB @salvadorcuev

Yarith Tannos, Oaxaca, Tannos, Istmo, Amante de la Cultura, Tradición, PRI, Yarith Tannos Facebook, Yarith Tannos Twitter, Oaxaca de Juárez, Puerto Escondido, Guelaguetza, Yarith Tannos Instagram, Danza Oaxaca, Cultura Oaxaca, #SomosOaxaca #TodosSomosOaxaca